Orden de la Independencia Cultural Ruben Dario

Economía

SACA DE APUROS A LOS GANADEROS


Los pocos productores nicaragüenses que están produciendo maíz a base de riego, han encontrado otra fuente de ingresos, ya que los ganaderos de la zona norte les están ofreciendo C$15,000 por cada manzana de guate de este producto para alimentar a las reses.

En Estelí, por ejemplo, algunos productores han logrado cultivar maíz a base de riego y después del corte del chilote y la mazorca, esperan a que lleguen los ganaderos a comprar el guate.

"Antes este producto (guate), lo quemábamos o se lo agregábamos a la tierra como abono, ahora no hacemos eso, pues cada manzana de guate tiene un precio de C$15,000, los ganaderos lo están comprando para ensilarlo y guardarlo para alimentar al ganado en el verano", aseguró Agustín Moreno, un pequeño productor esteliano que trabaja para las tabacaleras, pero que también se dedica a la siembra de granos básicos.

Y es que la sequía que afecta a la región, producto del fenómeno climatológico de El Niño, mantiene preocupado a los gremios ganaderos porque es probable que el invierno termine en octubre, lo que se traduciría en ocho meses de temporada seca.

"Si el invierno termina en octubre, habría un problema serio para los ganaderos del país", señaló Aldo Hurtado, ganadero del municipio de San Juan de Limay, quien la semana pasada llegó a Estelí a comprar dos manzanas de guate de maíz, el cual pretende ensilarlo para alimentar su ganado en verano.

Según Hurtado, este es el primer año que invierte en este tipo de alimento para su ganado, ya que antes los productores se lo regalaban.

'Ahora es un negocio para ellos', sostiene Hurtado.

La semolina, otro suplemento alternativo para la alimentación del ganado, principalmente en este periodo de sequía, también se encuentra escasa y cara.

En un sondeo que realizó El Nuevo Diario la semana pasada por algunas veterinarias de la ciudad de Juigalpa, se comprobó que no había venta de semolina.

En Nicaragua existen más de cuatro millones de cabezas de ganado y esta actividad representa entre el 9 y 10% del Producto Interno Bruto, PIB, del país y el 20% de las exportaciones totales.

También los pequeños y medianos ganaderos de la zona seca del departamento de Madriz, ante la contingencia de perder la genética de su ganado por la falta de alimentos, han encontrado una alternativa en el municipio de Jalapa, en el departamento de Nueva Segovia: llevar a pastar los animales a ese valle o traer de ese lugar pastos y rastrojos agrícolas.

Elvin Pineda, presidente de la Asociación de Ganaderos de Madriz, dijo que una delegación de la asociación madricense se reunió la semana pasada en Jalapa con su homóloga, de la cual fluyeron los primeros acuerdos.

"Hasta hace 15 días teníamos una cantidad de 520 animales muertos por falta de alimentación. También es una lástima que todas las hembras, ganado bueno, se están yendo al matadero", lamentó, reiterando que la urgencia es salvar el buen ganado para continuar la reproducción.

Mario Córdoba, directivo de los ganaderos de Jalapa, dijo que en ese lugar los arroceros queman la cascarilla de arroz y desechan los rastrojos del maíz, lo cual puede ser utilizado para alimentar el ganado.

Otra alternativa es que en las áreas donde se siembra arroz en Jalapa se vuelvan a preparar y se cultiven con sorgo durante la etapa de postrera para incrementar la disponibilidad de alimentos para animales.

Titulares