Orden de la Independencia Cultural Ruben Dario

Economía

ONCE NUEVOS HOTELES SE ESTARÁN CONSTRUYENDO EN EL PAÍS. LA CAPACIDAD DE ALOJAMIENTO CRECIÓ A 11,970 HABITACIONES EN 2014.


El sector hotelero no deja de crecer en Nicaragua, donde cadenas internacionales como Intercontinental Hotel Group (IHG), dueños de la franquicia de hoteles Holiday Inn Express, y de Latam Corporation, con el Hyatt Place, apostaron al mercado local.

La Junta de Incentivos Turísticos lleva aprobados hasta septiembre pasado 32 nuevos proyectos, de ellos 26 son entre privados y seis públicos.81.6 millones de dólares en divisas representan esas inversiones, de las cuales 63.8 millones se les aprobó en exoneración.11,817 habitaciones era la capacidad de alojamiento a diciembre 2013, con 19,850 camas.11,970 habitaciones es la actual capacidad al incorporarse las 114 el hotel Holiday Inn Express y 248 de otras nueve operaciones hoteleras aprobadas en 2014. La capacidad de camas creció a 20,046, según Cantur.

Ximena Gurdián, presidenta de la Asociación de Pequeños Hoteles de Nicaragua (Hopen), afirma que 'el sector está invirtiendo en este momento abriendo nuevos locales, y a la vez los que existen amplían el número y mejoras en habitaciones y otras áreas de servicios como salones de eventos'.

'Sitios como Momotombo, en La Paz Centro, cerca de las ruinas de León Viejo, vemos diversas empresas de alojamiento creciendo, porque se está promoviendo al turismo rural comunitario', asegura.

Hopen agrupa a 89 hoteles, hostales y hospedajes a nivel nacional este año. 'El crecimiento del sector se está conectando con servicios conexos como transporte y recreación, de guías turísticos, es un dinamismo a ofrecer diversidad', afirmó Gurdián.

Holiday Inn Express Managua, que abrió al público a finales de septiembre, significó una inversión por 13 millones de dólares. En tanto el Hyatt Place, actualmente en construcción, representa casi 20 millones de dólares de inversión.

El Hyatt Place es de los 11 nuevos hoteles que hasta septiembre de 2014 llevan aprobados la junta de incentivos turísticos, integrada por las cámaras empresariales del sector e instituciones públicas encabezadas por el Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur).

Estos hoteles significan 32.9 millones de dólares de inversión en su conjunto. La junta de incentivos les benefició con 23.6 millones de dólares de exoneración de impuestos bajo la Ley para la Industria Turística, Ley 306. Esta nueva oferta hotelera sumará 248 habitaciones y 362 camas a la capacidad de alojamiento en Nicaragua.

Son 11,970 habitaciones la capacidad de alojamiento del país, al incluir las 114 habitaciones del hotel Holiday Inn Express Managua que ya abrió, de la cadena IHG, cuyo dueño es el Grupo Agrisal. El conglomerado empresarial de El Salvador maneja varios proyectos importantes de hostelería, centros comerciales, automotriz y centros corporativos con operaciones en Centroamérica y entrando a Suramérica.

'Hoy en día el hombre de negocios demanda de una cama y almohadas cómodas, un baño amplio, buena regadera, mucha iluminación, internet súper rápido… Ese es nuestro segmento al que nos dirigimos', explica Eduardo Quiñónez Caminos, director de división hotelera del Grupo Agrisal.

Ubicar a este hotel en la zona del bulevar Jean Paul Genie fue estratégicamente pensado por ser uno de los sectores de mayor crecimiento en negocios corporativos en la capital.

Al ser el concepto del Holiday Inn Express Managua atender al hombre de negocios que constantemente viaja 'y no tiene mucho tiempo', la oferta se concreta con el servicio de desayuno en la habitación, incluido en la tarifa. No se ofrece servicio de restaurante, pero se facilita el transporte a las plazas comerciales.

'Es un concepto que para la cadena ha sido muy exitoso, de hecho es la marca de mayor crecimiento en la cadena IHG, que tiene más de 1,400 hoteles nuevos que van a sacar alrededor del mundo', asegura Quiñónez.

El hotel es de siete pisos y se empleó a 250 trabajadores en su construcción. Ya en operaciones son 37 el personal que trabaja fijo, todos nicaragüenses.

'No es una razón específica', segura la que motiva al Grupo Agrisal incluir a Managua para construir su séptimo proyecto hotelero en Centroamérica.

'Primero vimos con mucho interés el crecimiento de la inversión extranjera —ha tenido un crecimiento espectacular—, también la inversión pública… obviamente su gente muy capaz, amable, bien dada al servicio con las actitudes correctas', enumera Quiñónez.

El crecimiento de los visitantes extranjeros a Nicaragua, que supera el millón por año, el hecho que desde 1999, según Quiñónez, fue la última inauguración de un hotel de cadena internacional en Nicaragua, les mostró la oportunidad.

Como Grupo Agrisal en hotelería y desarrollo inmobiliario, el Holiday Inn Express Managua es la primera inversión en el país.

'Queremos regionalizarnos y formar una cadena regional (de hoteles), porque el hombre de negocios nuestro se mueve mucho porque las transnacionales están en todos los países', señala.

Son siete hoteles de la franquicia Holiday Inn Express en las siete principales ciudades de Centroamérica. 'Lo haríamos en siete años, pero llevamos los siete en seis años y agregamos un hotel en Panamá', precisó Quiñónez.

Dentro del plan de inversión en Managua se evalúa construir un restaurante o varios locales disponibles para tiendas.

Y al ampliarse la competencia los hoteles ya en operación en el país también invierten modernizando sus instalaciones y servicios, asegura Álvaro Diéguez, presidente de la Asociación de Hoteles de Nicaragua (Ashotnic).

Refiere que la industria hotelera ha tenido su 'boom' en los últimos 14 años, creciendo con mayor fuerza en 1998.

'Y al interior en ciudades como Chinandega, San Juan del Sur, Rivas, en León, donde ha crecido la demanda, la variedad de oferta hotelera también, y Estelí está empezando a atraer y vemos que ahí llegó Hotel Hex', señala Diéguez.

El también director general del hotel Camino Real explica que actualmente están en la remodelación de pasillos, áreas de piscina, techos y habitaciones 'y seguiremos invirtiendo en tecnología en televisores modernos, internet a velocidades más rápidas'.
IR AL INTERIOR

Leonado Torres, presidente de la Cámara Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa Turística (Cantur), si bien celebra las nuevas inversiones, señala que aún es baja la capacidad hotelera instalada en el país para atender a los turistas.

Preocupa a Torres que los proyectos grandes siguen centrándose en Managua y zonas como San Juan del Sur, en Rivas, y Granada.
'Menos del cinco por ciento del turismo que viene a Nicaragua viene por turoperadoras, eso es grave… La mayoría viene de forma individual y se va al interior del país y es donde debemos crecer, incrementar la cantidad de pequeños hoteles en el interior para ponernos a tono con el turismo alternativo', considera Torres.

El Intur registró 873 instalaciones hoteleras (entre grandes, medianas y pequeñas) a 2013. Solo Managua la capacidad hotelera anda por las 180 instalaciones, según Cantur.

Pero en 2014 hasta septiembre la Junta de Incentivos Turísticos autorizó las operaciones de los hoteles privados Matagalpa Hostal Montebrisa, la ampliación del hotel Ticomo en Managua y del hotel Frontera en Ocotal, el autohotel Posada Real, el Macheley Place en Tola, Rivas, La Terracita en San Juan del Sur, el Condo Hotel Mukul, que sumaron 153 habitaciones y 196 camas en total.
'Todavía no llegamos ni a las 20 mil habitaciones ni arriba de las 22 mil camas, aún seguimos por debajo de la capacidad hotelera que nos demanda el crecimiento del turismo', lamenta.

Para Torres las cadenas hoteleras deben voltear a ver el potencial de sitios como El Cañón de Somoto en Madriz. 'Ahí solo hay un hotel a la entrada con una limitada capacidad de albergar cuando el visitante extranjero lo considera un atractivo para conocer y vacaci ones, igual nosotros los nicaragüenses', afirma.

Titulares