Orden de la Independencia Cultural Ruben Dario

Sucesos

DECAPITADA Y QUEMADA


Ciudad de Miami, Florida. La Policía de Miami Dade arrestó el sábado pasado a un hombre acusado de matar a una mujer cuyo cuerpo fue encontrado quemado en un terreno al norte de Doral la semana pasada.

El cuerpo de Yolanda Samaniego, de 51 años, de origen nicaragüense fue encontrado el 17 de septiembre cuando el departamento de Bomberos de Miami Dade respondió a un reporte de incendio en la calle 64 del noroeste y la avenida 82. La víctima no pudo ser identificada inmediatamente debido a las quemaduras y descomposición del cuerpo. Samaniego ya había sido reportada por sus familiares como desaparecida. Médicos forenses determinaron que Samaniego murió por una lesión con elemento contundente en la cabeza.

De acuerdo con las autoridades, el sospechoso arrestado el sábado, Marvin Rivera-Montalvo, de 30 años, inicialmente había llamado al 911 el 18 de septiembre para afirmar que el esposo de Samaniego la había asesinado. Pero más tarde, en entrevistas con la Policía, Rivera-Montalvo, un compañero de trabajo de Samaniego, confesó que él había sido contactado por otras personas que le pidieron ayuda para matar a la mujer.

Rivera-Montalvo dijo a la Policía que la mañana del sábado 13 de septiembre el atrajo a Samaniego hacia su vehículo, donde uno de sus cómplices le disparó. Luego Rivera-Montalvo y su cómplice no identificado planearon como deshacerse del cuerpo de Samaniego en un hotel cercano y tiraron el cadáver esa misma noche en el terreno donde fue encontrado más tarde. El acusado dijo a las autoridades que más tarde regresó al lugar y prendió fuego al cadáver de la mujer.

Rivera-Montalvo también confesó que mantuvo el teléfono de Samaniego y envió mensajes de texto a su familia haciéndose pasar por ella días después del asesinato.

El sospechoso encara cargos de asesinato en primer grado. La policía no está buscando a otros sospechosos por ahora.

Samaniego, madre de un hijo adolescente, había sido reportada como desaparecida por sus familiares el 12 de septiembre.

Marvin Rivera-Montalvo, de 30 años, fue arrestado bajo cargos de asesinato de primer grado tras confesar a la policía que había estado involucrado en el asesinato y desaparición de su compañera de trabajo. Ambos trabajaban en Solo Printing, ubicado a unas tres cuadras del descampado donde se encontró a Samaniego.

Titulares