Orden de la Independencia Cultural Ruben Dario

EDICIONES

Ver mas...

Sucesos

Edición: 25 05:44:50 de julio del 2014


Video streaming by Ustream

Descripción


A casi tres meses de haber sido devorado por cocodrilos, los familiares del nicaragüense Omar de Jesús Jirón Romero le darán cristiana sepultura al único miembro de su cuerpo encontrado en la ribera del río donde falleció, su cráneo.

Su madre, Isabelle Páramo y su hermana Jessenia Jirón, indicaron que el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) les confirmó que los resultados de las pruebas de ADN realizadas al cráneo son compatibles con Omar de Jesús.

'Ya está resuelto lo del ADN, salió positivo. El sábado retiramos el cráneo (en medicatura forense del OIJ), el domingo lo velamos y luego lo vamos a enterrar aquí en Coronado (San José)', declaró Jessenia.

Jirón, de 32 años, murió devorado por una veintena de cocodrilos el 29 de abril anterior, cuando en estado de ebriedad entró a bañarse en el río Tárcoles, en Garabito de Jacó, pacífico del país.

Él trabajaba en la construcción de la clínica de Parrita, en Garabito, pero al no haber sido aceptado por sus jefes por el estado en el que se encontraba, decidió regresar a San José pero fue bajado por el conductor del autobús en pleno puente del río Tárcoles por armar un escándalo.

Luego de tomarse el último trago, se lanzó al río donde fue arrastrado por un cocodrilo y luego una veintena más lo devoró. Su cabeza fue encontrada dos días después por una vecina de la localidad.

La familia responsabiliza de la tragedia a la ex pareja de Jirón, debido a que desde hace cinco años le quitó la tutela de sus dos hijos y él entró en depresión.

El cráneo será sepultado en Cosa Rica luego de recibir ayuda económica de ciudadanos, ya que la familia no contaba con los recursos para comprar el nicho en el cementerio de Coronado, en la capital.

'Levarlo a Nicaragua se nos hacía muy costosos y no tenemos recursos', declaró la madre. Esta familia es originaria de San Jorge, Rivas.

El OIJ informó de los resultados hace una semana, pero el cráneo no ha sido retirado por la falta de recursos para sepultarlo, según Jessenia.

'Cuando nos llamaron del OIJ fue un dolor enorme, pero también hay tranquilidad porque lo vamos a sepultar que era lo que hemos querido', indicó.